Quienes Somos...

La historia comienza en el año 1927, cuando Don Arturo Genovese, apenas llegado de Italia, instala su taller en Reconquista, provincia de Santa Fe; donde comienza con trabajos de reparaciones; para luego iniciar con la fabricación de las primeras maquinas.
En los comienzos de la década del 60, se afirma como fabricante de maquinarias agricolas, sobresaliendo en el segmento de equipos de gran porte.
A fines de la década del 70, ya al mando Don Angel Genovese (2° generación), se construye la nueva y actual planta industrial.
Al dia de hoy (ya integrada por la tercera generacion), Genovese, cuenta con una capacidad instalada de más de 13.000 mts2 cubiertos. Genovese cuenta con altisima tecnologia para la fabricacion de las piezas que utiliza en el armado de los equipos que entrega al mercado.
Nuestra Compañía
LOGO NUEVOS TONOS HD.jpg

Hoy estamos avanzando en un proceso de expansión en infraestructura y optimización de los procesos de fabricación a fin de mejorar la producción y acortar los plazos de entrega sin descuidar la calidad de nuestros productos. Ademas estamos ejecutando el proceso de certificación de calidad que establecen las normas ISO.

Misión
DJI_0010.JPG

Proveer productos agrícolas, metalmecánicos y servicios asociados a distintos sectores, cumpliendo pautas de calidad, seguridad y confiabilidad, promoviendo la satisfacción del cliente y el desarrollo profesional del personal.

Políticas de Calidad
20190822_172318_edited.jpg

METALURGICA GENOVESE S.A. ha desarrollado, implementado y mantiene una Política de Calidad enfocada a generar las acciones necesarias para cumplir con la Misión y Visión de nuestra organización manteniendo siempre el compromiso con nuestro Valores. En este contexto la organización se compromete a cumplir con los requisitos aplicables y mejorar continuamente la eficacia de su Sistema de Gestión de Calidad.

Visión
DJI_0001.JPG

Consolidar el liderazgo en implementos agrícola para preparación de suelo en mercado local, por medio de la incorporación de tecnología e incrementando la rentabilidad.
Mantener el perfil exportador y hacerlo redituable.
Consolidar la imagen de calidad, robustez y confianza en productos metalmecánicos a precios razonables.
Profesionalizar la gestión de la empresa.